Información resumida: Lo que debes saber sobre la cirugía ginecológica obstétrica con asistencia robótica

Información resumida: Lo que debes saber sobre la cirugía ginecológica obstétrica con asistencia robótica

Aproximadamente 1 de cada 4 cirugías de mujeres en Estados Unidos involucra procedimientos ginecológicos obstétricos (OB-GYN, por sus siglas en inglés). Eso significa que podrías necesitar una de esas cirugías en algún momento de tu vida. Pero, ¿sabías que algunas de ellas se hacen usando robótica?

Se realizaron más de 876,000 cirugías con asistencia robótica en EE.UU. en 2020. Aquí encontrarás lo que ocurre durante un procedimiento con asistencia robótica e información importante que debes saber acerca de este tipo de cirugías ginecológicas obstétricas.

¿Qué es una cirugía ginecológica obstétrica con asistencia robótica?

Una cirugía robótica ginecológica es mínimamente invasiva (lo que significa que las incisiones o cortes quirúrgicos son mucho más pequeños) y se enfoca en los órganos reproductivos femeninos. Las cirugías obstétricas son las relacionadas con embarazos. En la mayoría de procedimientos robóticos se usan herramientas quirúrgicas más angostas y se hacen incisiones más pequeñas en comparación con las cirugías abiertas tradicionales.

Durante las cirugías con asistencia robótica, un cirujano con una capacitación especial se sienta a algunos pies de distancia del paciente en una consola informática que proporciona una visualización tridimensional magnificada de alta definición y unos controles manuales. El cirujano usa los controles manuales para mover los brazos robóticos que se encuentran sobre la mesa de operaciones. Un asistente se para al lado de la mesa de operaciones, donde un monitor de vídeo muestra visualizaciones tridimensionales del lugar de la operación. Asistentes supervisan los brazos robóticos que tienen cámaras y herramientas quirúrgicas necesarias para cortar, grapar y suturar (coser las incisiones).

¿Qué tipos de cirugías ginecológicas obstétricas con asistencia robótica existen? 

Hay varios tipos de cirugías ginecológicas obstétricas con asistencia robótica. Éstos incluyen:

  • Histerectomía robótica (la remoción del útero): En una histerectomía mediante una cirugía robótica se hacen cortes pequeños en el abdomen para separar el útero de otros tejidos. El útero se remueve a través de la vagina o de una incisión en el abdomen.
  • Miomectomia robótica (remoción de fibromas uterinos): Una miomectomía robótica puede remover fibromas ubicados en áreas difíciles.
  • Cirugía robótica para endometriosis: La endometriosis es un trastorno en el cual el tejido dentro del útero crece en otras partes de tu cuerpo, tal como los ovarios, los tubos de Falopio o la vejiga. Los doctores pueden usar una cirugía con asistencia robótica para remover estas áreas de tejido, llamadas implantes o lesiones endometriales, cuando causan sangrado o dolor grave. Las cirugías con asistencia robótica podrían ser incluso más efectivas para remover tejidos endometriales que se encuentran en lugares más profundos que otros tipos de cirugías.
  • Tratamiento robótico de prolapsos del órgano pélvico (POP): Los prolapsos ocurren cuando uno de los órganos pélvicos, tal como la vejiga o el útero, se desliza de su lugar normal. Esto puede repararse con una cirugía robótica colocando los órganos de nuevo en su lugar y asegurándolos con una malla quirúrgica.

¿Cuáles son los beneficios de las cirugías con asistencia robótica?

Las cirugías robóticas podrían sonar como algo de una película de ciencia-ficción, pero no las realizan robots en realidad. Tu cirujano controla los brazos robóticos en todo momento.

Las cirugías ginecológicas robóticas tienen muchos beneficios.

  • Usar brazos robóticos permite a los cirujanos operar con mayor precisión y la cirugía frecuentemente es mucho más rápida. Así que hay menos probabilidades de que le tiemblen las manos al cirujano, lo que podría ocurrir si sostiene herramientas quirúrgicas durante mucho tiempo.
  • Visualizar el lugar de la operación mediante un monitor tridimensional le da al cirujano una visualización más detallada que si estuviese realizando una cirugía tradicional.
  • Los pacientes que tienen operaciones con tecnología robótica usualmente experimentan menos sangrado, menos dolor después de la cirugía, menos probabilidades de infecciones y cicatrices más pequeñas. En general, las personas también tienden a tener hospitalizaciones más cortas y menores periodos de recuperación.

Lee: Las mujeres que tienen cirugías experimentan mejores resultados si las operan cirujanas >>

¿Cuáles son los riesgos de cirugías con asistencia robótica?

Las cirugías con asistencia robótica se consideran generalmente seguras. Pero pueden tener riesgos parecidos a los de cirugías tradicionales, incluyendo riesgos de infecciones, sangrado, coágulos de sangre y complicaciones con la anestesia.

Riesgos adicionales para las cirugías robóticas son infrecuentes, pero pueden ocurrir. Estos pueden incluir errores del usuario, problemas mecánicos, quemaduras eléctricas y lesiones de los nervios.

No todas las cirugías pueden hacerse con robótica ni todos los centros de atención médica tienen la tecnología. Pero si hay robots y cirujanos capacitados disponibles para ti, asegúrate de preguntar a tu proveedor de atención médica las ventajas y desventajas de cirugías con asistencia robótica para tu situación específica.

Este recurso educativo se preparó con el apoyo de Intuitive.